Campus

Los universitarios apuestan cada vez más por el coche compartido para reducir costes de la carrera

Un estudio de la Unión Europea revela que España es de los países más caros de la zona euro para estudiar en la universidad.

La crisis económica ha generado cambios en el sistema educativo español. Uno de ellos lo refleja un estudio reciente realizado por la Unión Europea, que sitúa España como el cuarto país de la zona euro más caro para realizar la formación universitaria. El aumento de las tasas en los últimos años hace que muchos jóvenes españoles tengan problemas para costear, incluso con el apoyo de sus familias, los estudios de grado o máster. Una situación que obliga a muchos universitarios a trabajar para sufragar sus estudios, formarse en el extranjero, conseguir una beca o bien optar por un grado superior FP, cuya tasa de matriculación anual ha subido desde el pasado curso en un 120%.

Madrid, con una tasa de matriculación un 20% más cara que el año pasado, es una de las ciudades de España donde se requiere un mayor esfuerzo económico para obtener un título universitario. Por ese motivo, con el fin de reducir gastos, los universitarios madrileños son los que más comparten coche en sus trayectos. También conocido como carpooling, el uso de esta iniciativa en la universidad se presenta como una alternativa que ahorra tiempo, reduce el número de coches, aumenta las plazas de aparcamiento y promueve una movilidad sostenible.

Consciente de ello, Amovens, la plataforma española líder para compartir coche, ofrece programas personalizados para universidades con el objetivo de que estudiantes y empleados se desplacen a los centros de una forma más barata y sostenible reduciendo los gastos y emisiones de CO2 a la atmósfera.

En palabras de Javier Arenillas, responsable de comunicación de Amovens, "el carpooling es más que una solución efectiva contra la crisis y la subida de las tasas universitarias. Contribuye a crear una cohesión social entre estudiantes y profesores para formar un campus más solidario y comunitario".

Instituciones como la Universidad Europea de Madrid y la Universidad de Jaén confían en Amovens para poner en contacto a usuarios con rutas compatibles a través de un sistema disponible tanto para recorridos cotidianos como para viajes largos, lo que se traduce en un ahorro de más de 100.000 euros anuales en gasolina y de 175.000kg de emisiones de CO2 a la atmósfera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Maxi
A Favor
En Contra

No me extraña. Yo comparto coche con Amovens porque ir en el mío sólo es imposible para ir a la universidad. A ver si se anima más gente

Puntuación 0
#1