Universidades

"'Saber es hacer' es el principio que debe regular la actividad de los futuros titulados en la empresa"

Ecoaula.es | 8/06/2017 - 18:43

Manuel López Quero, director de la Cátedra Institucional Universidad Empresa Sindicato- E.T.S.I. Montes Universidad Politecnica de Madrid

¿Las universidades están haciendo los deberes respecto a las relaciones con las empresas?

La Alianza Estratégica Universidad-Empresa es un tema relevante que tiene su auge en la década de los setenta. Recordemos que la primera Institución con carácter finalista en intentar resolver el divorcio entre la Universidad y la Empresa fue la Fundación Universidad-Empresa de Madrid. Es la primera experiencia de colaboración que de un modo sistémico analiza el problema y dota de instrumentos de cooperación al binomio.

Hoy en día, cuarenta y tres años después, pocos pasos se han dado y sigue siendo un tema recurrente de debate y diagnóstico, cuando tendríamos que plantearnos la ingeniería normativa y de procedimiento para su resolución.

A mi entender, no es un tema que afecte solo a la Universidad, sino que se necesita de la colaboración y toma de decisiones de la Universidad, la Empresa y la Administración.

¿A qué se dedica su Cátedra? ¿Qué tipo de actividades desarrollan?

La Cátedra Universidad, Empresa y Sindicato nace en el año 2004 con el objetivo principal de contribuir al desarrollo sostenible y servir como lugar de encuentro para debatir, analizar e investigar los factores que inciden en estos pilares de la sociedad. Desde una visión estratégica, plantea soluciones a las relaciones Universidad-Empresa e intenta transmitir la importancia que juegan los sindicatos en una sociedad moderna.

La Cátedra organiza y promueve la celebración de jornadas técnicas, congresos y seminarios para potenciar el conocimiento en los temas que inciden en la Universidad, Empresa y Sindicato. Igualmente la Cátedra tiene una faceta investigadora que permite elaborar artículos, documentos y materiales informativos. Los coloquios Universidad, Empresa y Sindicato que se realizan anualmente, son una muestra de nuestro hacer.

¿Qué opina de que los alumnos hagan prácticas gratuitas en empresas?

En estos momentos parece que el problema de la optimización de las Relaciones Universidad-Empresa se circunscribe a las prácticas de los alumnos en la empresa. A mi entender el diálogo deber ser más amplio. Hay que crear el marco normativo adecuado y la cultura de las alianzas estratégicas. No creo que el retorno dinerario a los alumnos en prácticas sea el problema.

Todos se benefician y en esto se tiene que basar la alianza entre la Universidad y la Empresa. La presencia de estudiantes en formación, sobre todo en carreras con un gran componente tecnológico, se hace imprescindible. La Universidad Politécnica de Madrid puede servir de ejemplo en este sentido. Fue la pionera en instrumentalizar este tipo de cooperación.

¿Cómo se puede perseguir que los alumnos no hagan funciones de gente de plantilla en las empresas?

Creo en la empresa. La sociedad tiene que entender, así lo confirman los estudios teóricos sobre este tema, que para la empresa significa una responsabilidad y, me atrevería a decir, un gasto de recursos. La empresa española es éticamente muy responsable y generosa cuando se le reconoce su esfuerzo en crear riqueza.

Así mismo, la empresa tiene que visualizar los beneficios de la cooperación. Soy partidario de la valoración académica y empresarial de este tipo de actividad. Falta regulación y procedimiento. Saber es hacer es el principio que deber regular la actividad de los futuros titulados en la empresa y evitar trabajos-prácticas sin posibilidad de adquirir conocimientos y habilidades.

¿Qué perfil demandan las empresas en estos momentos?

La sociedad cada día es más dinámica y le acompaña en este vector el mercado de trabajo como consecuencia de los impactos tecnológicos que se han producido y en este sentido la demanda actual es de perfiles tecno-competenciales y, sobretodo, los empleados requieren más flexibilidad y actitudes referenciadas con la cultura y valores y, sobre todo, aquello que añada valor a la Empresa y a la sociedad.

La generación futura será la denominada "Generación Tecno-Z", es decir, aquella que sume valores, tecno-competencias y creatividad.

En concreto podemos citar los analistas de datos, especialistas en RRHH, operadores logísticos, ciberseguridad, biotecnólogos, especialistas en robótica e inteligencia artificial, unido todo esto a las profesiones que tenga como referente la creatividad.

¿Cuál es la tendencia de la formación?

Estamos en un momento de incertidumbre. Formación aplicada, tecnológica en su conjunto, de respuesta a la demanda, etc., parece la solución a los problemas e la Universidad y a mi entender se trata de visualizar no solo la Universidad, sino todo el Sistema Educativo. La visión sistemática-estratégica del mismo, del que forma parte la Universidad como subsistema, no puede dejar que, cada día más, los componentes del sistema crezcan divergentes.

La Universidad es algo más que dotar de tecno-capacidades a los estudiantes. La Universidad hace más libre a la sociedad a la que tiene servir y, en este sentido, apoyo la visión poliédrica de la misma. Es una falacia el planteamiento Docencia o Investigación y, en este asunto, estamos gastando muchos recursos que no resuelven el problema de la Universidad. Es necesario intentar implantar la formación-dual en la Universidad, esto facilitaría las sinergias, en otros fines, entre las dos Instituciones y crearía el camino de una nueva cultura Universidad y Empresa.

Cuando me preguntan si la Universidad está en crisis, mi respuesta es contundente: ¿Cuándo la Universidad no ha estado en crisis? La Universidad Española debe ser creativa ante los nuevos retos que le demanda la sociedad y, en este sentido, se hace preciso actuar como "agentes de la formación" en nuevas tipologías de la formación. La educación corporativa, la formación para el empleo, la formación in Company son requerimientos a las que la Universidad debe responder, sin abandonar su perfil de alta cualificación. La crisis dinamiza estratégicamente el sistema. Soy partidario de una formación integral condicionada por las competencias que se pretenden transmitir, relacionadas con múltiples factores internos y externos, y de localización.

Personal: Nacido en Almería en 1949

Formación: Doctor Ingeniero por la UPM. Diplomado en Economía (UPM) y MBA por el Instituto de Empresa (IE). Doctor Honoris Causa en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de La Habana (Cuba).

Trayectoria: Director del COIE, Vicesecretario General y Vicerrector de la Universidad Politécnica de Madrid - UPM [1978-1995]. Durante ese periodo fue Coordinador del Plan Nacional de COIE para posteriormente ejercer de Asesor en el CSIC para el desarrollo de los programas de formación para el empleo. Ha ejercido la Dirección General de la Fundación Deporte Joven y del Programa ADO. Actualmente dirige la Cátedra Institucional Universidad, Empresa y Sindicato en la UPM.

Aficiones: Viajar, Leer novela histórica-política y sobretodo la pasión por Iberoamérica.

meneamedigg itdeliciousenviar por emailimprimir

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

:
:
:
:

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.