Universidades

"El presupuesto de Harvard es casi la mitad del de todas nuestras universidades públicas"

Ecoaula.es | 20/04/2017 - 16:03

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha desde 2012, reelegido en febrero de 2016, Miguel Ángel Collado, cree que es "preciso transformar las universidades en agentes que lideren el cambio cultural, económico y social en los territorios donde están implantadas".

¿Por qué nuestras universidades españolas no están entre las primeras en los rankings internacionales? ¿Qué deberíamos cambiar? ¿Cómo nuestras universidades pueden ser más competitivas?

Lo cierto es que sería necesario matizar el planteamiento que sugiere su primera cuestión: nuestras universidades están entre las primeras universidades del mundo cuando se analiza la cuestión en términos relativos, teniendo en cuenta el tamaño del país, la población, la riqueza nacional o los recursos empleados. No lo pueden estar en términos absolutos por cuanto hay cuestiones de dimensión que condicionan absolutamente. El hecho de tener indicadores relativos que superan el posicionamiento de otras universidades con más tamaño, demuestra que el sistema universitario es eficiente y, por tanto, que si le aportaran más recursos, los resultados mejorarían rápidamente. Un ejemplo sobre las diferencias de dimensión y los recursos: la Universidad de Harvard tiene un presupuesto anual del orden de 4.100 millones, esto es, prácticamente la mitad del de todas las universidades públicas españolas, que llegó a alcanzar los 10.000 millones en 2010. Pero le digo más: a veces las comparaciones son injustas o quizá es que simplemente obvian ciertas realidades. ¿Por qué esta afirmación? Evidentemente la comparación con las grandes universidades norteamericanas es difícilmente realizable, pero el sistema universitario norteamericano cuenta con más de 4.000 universidades. Las universidades españolas no tienen nada que envidiar a un importante número de ellas, siendo de más calidad las de nuestro país que muchas otras de las que forman esa lista.

¿Cree que sobran universidades en España?

Independientemente de razones de índole histórica que nos hablan de España como un país infradotado en centros de educación superior hasta fechas no tan lejanas en el tiempo, no creo que pueda decirse que sobren universidades en España. Las cifras y la comparación con nuestro entorno europeo son ilustrativas en este sentido. La cantidad de universidades españolas puede aproximarse a ratios cercanas a lo óptimo si tenemos en cuenta el monto de matrículas en el escalón del grado. Hay estudios que demuestran que en nuestro país hay una universidad para algo más de medio millón de habitantes y si se considera el margen cronológico "natural" del estudiante universitario estaríamos hablando de una ratio de unos 40.000 jóvenes por cada universidad. Eso si consideramos el total de Universidades, si atendemos al número de universidades públicas y a nuestra población veríamos como estos números serían incluso más aclaratorios. Y todo ello sin hacer referencia alguna al papel de auténticos vertebradores regionales que en territorios como Castilla-La Mancha lleva a cabo la Universidad. En nuestra comunidad autónoma la UCLM es sin ninguna duda uno de las instituciones que no solo ha ayudado a formar más y mejor a los castellano-manchegos, sino que también ha ayudado a "crearlos" y a que se sientas como tales.

¿Por qué cree que cada vez hay más universidades privadas?

Es un hecho cierto que nuestro país ha pasado de tener tan sólo cuatro universidades privadas hace apenas treinta años a superar la treintena en la actualidad, cuando desde el año 2000 no se crea ningún campus público. Las causas que explican este proceso son múltiples y de distinto carácter y se vinculan en primer lugar con una serie de cambios normativos que tuvieron lugar en la década de los noventa y con las posibilidades competenciales que fueron adquiriendo ciertas comunidades autónomas algunas de las cuáles se mostraron especialmente propensas a permitir la apertura de centros privados en sus territorios. A día de hoy las posibilidades de la educación superior de carácter privado no son ajenas a una oferta en titulaciones que lógicamente parte en ocasiones de los límites a los cuales la Universidad pública ni puede ni tiene porque llegar. Lo cierto es que por lo que respecta a Castilla-La Mancha dudamos mucho de que una institución de este tipo pudiera llegar a servir nunca de eje articulador del territorio tal y como desde su creación ha venido ejerciendo la Universidad de Castilla-La Mancha. Y digo esto no solo pensando en la docencia, que también?pero si atendiéramos a otros criterios como la investigación o la transferencia, por la misma esencia de estas actividades, esta afirmación quedaría aún más constatada.

¿Cuáles son los retos de futuro de la universidad española?

En el momento presente por el que atraviesa la universidad en nuestro país son varias las metas a convertir en ejes de actuación por parte de las instituciones universitarias. Una de ellas sería situar a los estudiantes en el centro de sus planes estratégicos para conseguir una formación de calidad para su desarrollo personal y para que obtengan resultados de aprendizaje que les permitan el acceso a un mercado laboral de calidad en las mejores condiciones. Sin duda esto debería ir de la mano de una apuesta cada vez mayor por la internacionalización de todas las facetas de la actividad universitaria: docencia, e investigación fundamentalmente. En este sentido, desde la UCLM creemos que se debería volver a prestar una especial atención a América Latina y a los países del Mediterráneo. Las universidades deberían dotar para ello de una estrategia de internacionalización o tenerla integrada como parte de su planificación estratégica.

La autonomía universitaria es un valor a preservar y fortalecer. Por ello, sería necesario desarrollar sistemas de gestión mucho más flexibles que la faciliten y la mejoren al tiempo, que optimicen la rendición de cuentas en docencia, investigación y transferencia del conocimiento. En la misma dirección nos encontramos ante la necesidad de flexibilizar los procedimientos que regulan la oferta académica, algo esencial para poder atraer talento. Por último sería preciso transformar a las universidades en agentes que lideren el cambio cultural, económico y social en los territorios donde están implantadas. Mucho camino se ha recorrido en este sentido, pero existe algún techo aún por andar en este terreno. Para ello deben profundizar en su relevancia territorial y así servir a las sociedades en las que se encuentran.

A su criterio, ¿cuáles son las tendencias en el mercado laboral?

Es una evidencia de nuestro tiempo que el mercado laboral global está siento sometido a importantes transformaciones muchas de ellas relacionadas con una profesionalización creciente y con una habilidades y capacidades reclamadas por los empleadores que crecen cada día más. Además de estos cambios existen mutaciones aún difíciles siquiera de medir con precisión y que se vinculan por ejemplo con la transición del lugar de trabajo físico al virtual. Todas estas variaciones requieren capacidades muy cualificadas y una nada desdeñable habilidad para acomodarse a los nuevos contextos laborales. En la Universidad de Castilla-La Mancha no somos ajenos a estas evoluciones y cada vez más centramos nuestros esfuerzos en una formación integral del estudiante que tiene que fundamentarse en las habilidades, no pocas veces más consideradas que los conocimientos técnicos , y en su familiarización con un mundo cada vez más global.

¿Continúa la crisis en la universidad?

Contestar a esa pregunta implica partir de la constatación de una realidad de partida: desde 2010, las universidades públicas han pasado de utilizar unos 10.000 millones de euros a unos 8.500 millones, una pérdida de 1.500 millones de euros hasta 2014. Los últimos datos aún pendientes de confirmar, vienen a indicar que hay un cambio de tendencia y de recuperación en los últimos dos años. El problema no se vincula únicamente con el ritmo de recuperación, sino con le hecho de que otros países no han disminuido, sino que han aumentado sus recursos dedicados a sus sistemas universitarios en la etapa de crisis, así que la brecha se ha incrementado extraordinariamente en el último lustro. Tenemos que consolidar el cambio de ciclo y, sobre todo, avanzar a un ritmo que nos permita converger con otros países europeos, americanos y asiáticos.

¿Qué opina del 3+2? El 2017, es el año que se deja la moratoria de la reforma que pidió la CRUE.

Desde mi punto de vista, que es el expresado muchas veces desde la CRUE, no tiene sentido ir al 3+2, cuando todavía no hemos hecho un análisis profundo del resultado de la implantación de los grados. Todo ello, debiendo considerar además la necesidad de examinar las competencias que debe tener un grado de tres años, con respecto a los grados actuales. En las últimas reuniones que hemos mantenido en la comisión académica de la CRUE con diferentes universidades gran parte de sus responsables de las mismas defendía el aplazamiento de la decisión de implantar grados de tres años, al menos un año más e incluso se hablaba de un aplazamiento definitivo. Obviamente una casuística que sería necesario tener en cuenta es que si las comunidades limítrofes implantan el 3+2, se produciría un indeseable efecto dominó y obligaría al resto de las universidades a ir a grados de tres años, y a modificar todos los títulos de grado y master. En cualquier caso soy de los que piensan que la sensatez y la prudencia se acabarán imponiendo y que finalmente se conseguirá consensuar un modelo en el que prime la estabilidad y que, ante todo sea diseñado pensando en la formación y las oportunidades de futuro de nuestros estudiantes.

Por qué hay tanta disparidad de precios entre las diferentes comunidades autónomas? ¿Cómo es posible que Cataluña sea la más cara o Galicia y Andalucía las más baratas?

La disparidad nominal de precios universitarios entre comunidades autónomas es muy abultada, del orden del doble en grado y del triple en máster. Estas disparidades disminuyen si se tiene en cuenta la renta per cápita de las distintas comunidades autónomas. Las comunidades más ricas, como Madrid o Cataluña, tienen precios más caros y las menos ricas, como las indicadas en la pregunta, más baratos. Sin embargo, eliminando este factor de riqueza per cápita, persisten las diferencias y seguramente sea necesario trabajar en esta parte de las diferencias distintas a las que se derivan del nivel de renta relativa.

¿Están contentos con el nuevo calendario de la LOMCE en relación a la prueba de Bachillerato?

El nuevo calendario conlleva elementos positivos y algunos menos favorables. Resulta positivo que hayamos salido del compás de espera en el que nos encontrábamos, pero tras las negativas a las reiteradas peticiones de prórroga del anterior sistema de acceso tanto por parte de la CRUE como por parte de las comunidades autónomas, el nuevo calendario llega tarde porque la norma técnica de las pruebas no se publicó hasta el día 23 de diciembre. Esta situación, es preciso reconocerlo, ha generado intranquilidad en toda la comunidad educativa porque se ha instalado una considerable incertidumbre para estudiantes, profesorado y equipos de dirección de los institutos. Por otro lado, existe una amalgama normativa que no sólo no responde a algunas de las dudas planteadas, sino que genera nuevos interrogantes que es necesario resolver. El factor tiempo se contrapone por tanto con la existencia de una meta clara: la de intentar garantizar el distrito único. Por ello se están llevando a cabo negociaciones y reuniones dirigidas a alcanzar acuerdos y consensos tanto entre universidades como con nuestras respectivas comunidades autónomas.

La Universidad de Castilla-La Mancha junto a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la región ya hemos puesto en marcha toda la maquinaria. Las fechas ya están acordadas (días 7, 8 y 9 de junio para la convocatoria ordinaria y días 11, 12 y 13 de septiembre para la convocatoria extraordinaria), los asesores nombrados y la matrícula de las pruebas se llevará a cabo en los centros de secundaria como hasta ahora. La UCLM por lo que a sus atribuciones respecta ha cumplido con su trabajo.

¿Qué medidas debería iniciar el Ministerio de Educación para con las universidades?

En primer lugar sería necesario implementar de manera definitiva y urgente, el estatuto del personal docente e investigador. Es necesario que este instrumento sea capaz de regular la carrera docente e investigadora, y también las intensificaciones de la actividad del personal docente e investigador. Hay que poner fin al estancamiento en el que permanece, pues continúa en fase de borrador desde hace dos legislaturas. Este vehículo normativo debe servir asimismo para aclarar el papel y significado que el ministerio da a las plazas del personal docente e investigador laboral en la universidad, especialmente a las de Contratado Doctor ya que hasta la fecha no ha habido desarrollo ulterior de las mismas hacia otras figuras de más nivel y salario; y por tanto las plazas de laborales indefinidos se han quedado incrustadas como paso intermedio para alcanzar el estatus de funcionario. Esta situación debería finalizar, no puede ni debe seguir así. La disyuntiva nos debería conducir o a su eliminación o al desarrollo de la carrera laboral indefinida, pero no se puede tener el sistema colapsado más tiempo. Apuntando en otras direcciones el ministerio debería dar continuidad, con financiación y convocatorias, a los Campus de Excelencia internacional y articular una estrategia gubernamental que posibilitara que la promoción interna del personal docente e investigador se extienda también a la convocatoria de plazas de contratado doctor indefinido, y no solo a las de Profesor Titular como hasta ahora.

Las políticas a escala estatal, bien es verdad, deberían ser completadas con medidas en el escalón autonómico que hicieran posible el desarrollo de modelos y compromisos plurianuales de financiación que den estabilidad presupuestaria y permitan a las universidades desarrollar planes estratégicos al menos de una duración cuatrienal. Estas actuaciones deberían ir acompañadas de la puesta en marcha de planes regionales de investigación e innovación, dotados de convocatorias de proyectos y de recursos humanos para la investigación, complementarios y potenciadores de actuaciones englobadas en la estrategia española de ciencia y tecnología.

¿La situación en Reino Unido afectará a los Erasmus españoles?

No es de esperar que los estudiantes que en este momento se encuentren disfrutando de una movilidad Erasmus no se vean afectados en un corto periodo de tiempo, ya que los acuerdos firmados seguirán vigentes de momento, pero más adelante, cuando el proceso se complete, la situación a la que se llegue en este ámbito dependerá de las negociaciones con Reino Unido. Con seguridad, los programas de movilidad o intercambio de estudiantes se van a mantener, quizá no bajo la categoría actual, que cubre a los países miembros de la Unión Europea, pero sí bajo otras modalidades que incluyen a países asociados no comunitarios. Al margen de esta situación formal, resulta indudable el hecho de que preocupa que el ambiente de hostilidad que se ha instalado en el país desde que se iniciara el proceso pueda afectar negativamente al propio país, conduciendo a una pérdida de atractivo hacia las universidades británicas. Por otro lado, España no se debería ver afectada en cuanto a número de estudiantes que se reciben, ya que conviene señalar que nuestro país es el destino preferido por los estudiantes de toda Europa, siendo los estudiantes británicos uno de los mayores colectivos.

¿Podría darnos una valoración sobre los últimos acontecimientos sobre los escándalos en torno a los plagios en las universidades?

Las Universidad como institución en la que se fundamenta buena parte del sistema de creación y difusión del conocimiento de nuestras sociedades no pueda más que situarse en una posición de claro rechazo en relación a prácticas como las que usted menciona en su pregunta, prácticas que por otra parte es de justicia igualmente reconocer que representan, a pesar de su impacto mediático, sucesos residuales dentro del amplio espectro universitario español. En cualquier caso la UCLM ya el pasado 21 de diciembre en su Consejo de Gobierno aprobó una declaración a favor de la ética en la investigación, que exigía el respeto y el reconocimiento de la autoría intelectual, algo que si se le debe demandar a todos los miembros de la comunidad universitaria, aun con mayor razón ha de hacerse con sus responsables.

Formación: Licenciado en Derecho, doctor en Derecho por la Universidad de Bolonia (Italia) con la máxima calificación.

Trayectoria: Catedrático de Derecho Financiero y Tributario en la UCLM (1993) con cuatro sexenios de investigación. Presidente del Patronato de la Fundación de UCLM (2012). Director del Centro Internacional de Estudios Fiscales.

meneamedigg itdeliciousenviar por emailimprimir

Comentarios 0