Empleo y prácticas

El 23% de las principales empresas del país aumentó su presupuesto en formación desde 2015

Ecoaula.es | 12/04/2017 - 15:50

Un estudio realizado por Berlitz, el especialista en idiomas y comunicación intercultural más importante del mundo, destaca que en los dos últimos años el presupuesto en formación de las principales empresas del país aumentó en un 23%; el 33% permaneció estable frente a tan sólo un 12% que decreció. Pese a ello, el 42% de las empresas considera que la formación no está suficientemente apoyada por las instituciones, que destinan ayudas insuficientes. Sólo un 26% opina lo contrario.

El estudio, en donde se encuesta a más de 140 directores de formación y RRHH de empresas de entre 50 y 200 trabajadores líderes en sus correspondientes sectores, destaca que el 61% de los directivos de Formación considera la experiencia como el principal factor a tener en cuenta a la hora de elegir su proveedor de formación, seguido muy de cerca por la metodología, con un 58%. El precio, al contrario de lo que cabría suponer, tiene menor relevancia pues está en torno a nueve puntos por debajo de las dos variables anteriores.

La globalización de los mercados, la eclosión de las nuevas tecnologías y la necesidad constante de innovar exigen una inversión continua en el recurso más importante con el que cuentan; el capital humano.

"Aunque aún lejos de los diez primeros países de la OCDE", indica el director de Berlitz España, Ginés Méndez, los datos del mercado nacional en cuanto a las tendencias de formación de nuestras empresas, "nos hacen ser optimistas sobre la implicación de procesos de reciclaje a trabajadores y su previsible evolución".

La formación a los trabajadores sigue siendo mayoritariamente presencial, con un 45%, aunque la enseñanza online continúa ganando terreno inexorablemente situándose en casi un 30% del total. Un 18% de las empresas optan por soluciones intermedias; el blended, según los datos extraídos por Berlitz.

Este sistema mixto irrumpe con fuerza en nuestro país debido a "la necesidad constante de reciclaje por los cambios que se producen a diario en el mercado y la necesidad de encontrar nuevas herramientas de innovación", afirma Méndez. Por este motivo, para ser competitivos a nivel profesional la formación debe ser compartida entre el horario laboral y personal.

En este sentido, tener un buen programa de capacitación "motiva a los empleados porque valoran el hecho de que la empresa está contribuyendo a su crecimiento personal y profesional", dice.

Lenguas extranjeras

En cuanto a la formación en idiomas, España sigue arrastrando el retraso de décadas en el aprendizaje en comparación con muchos de sus vecinos europeos. Si bien es cierto que en las generaciones más jóvenes ese retraso se ha atenuado, todo indica que esta tendencia seguirá en las próximas décadas.

En vista de la fuerte caída de la demanda interna en muchos sectores, la internacionalización se ha convertido en algo más que en una estrategia de crecimiento. Para eso, el aprendizaje de idiomas del personal se hace fundamental.

En este contexto, la enseñanza en idiomas sigue siendo un aspecto relevante en el conjunto de la formación pues el 54% de las empresas disponen de presupuesto de formación en idiomas. En el 29% de los casos los idiomas representan más del 25% del total del presupuesto de formación.

Sin embargo, apuntan hacia el personal directivo como el principal usuario de los idiomas en su trabajo pues el 64% responden que la relevancia es alta o muy alta en este segmento. Este dato contrasta con el resto, pues el personal administrativo o de tareas afectas a la producción se sitúa tan sólo en el 37% y 31% respectivamente.

Pese a ello, el nivel de conocimiento de idiomas entre los empleados ha aumentado. El conjunto de los encuestados destaca que mucho, un 4%; bastante, un 21% o normal con un 23%. Tan sólo un 4% dio una respuesta pesimista a esta pregunta.

Este resultado muestra una tendencia en la mejoría del aprendizaje de idiomas en el país. Y es que en un contexto de globalización, los idiomas ya no son un plus, son algo imprescindible. Además, ya no basta con saber inglés y francés o alemán para complementar. Las lenguas de los países emergentes, como el portugués o el chino, pueden abrir muchas puertas a una empresa que planea internacionalizar su actividad a Brasil o a China, por ejemplo. Además, el uso de términos específicos del sector concreto de cada empresa es una obligación cotidiana para muchos empleados.

Por ello, las empresas realizan una importante inversión en este tipo de cursos. Consideran que la calidad en la formación depende directamente de la calidad de los educadores y los currículos.

Una inversión que se espera recuperar a medio-largo plazo como un valor añadido en la estrategia de internacionalización.

Berlitz, con más de 130 años de experiencia en la enseñanza de idiomas, es uno de los mayores referentes en educación de lenguas extranjeras en el mundo. Dispone de 500 centros de enseñanza en 70 países, donde se imparten 50 idiomas proporcionando una amplia gama de cursos para todas las edades así como formación intercultural y de negocios para clientes corporativos.

En nuestro país está presente desde principios del siglo XX y dispone de centros en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Palma de Mallorca, donde forma a más de 20.000 personas al año, impartiendo más de 135.000 horas de enseñanza al año y habiendo formado desde su implantación en España a más de 1.000.000 de personas a través de un sistema adaptado que incluye formación presencial, e-learning, telefónica o aulas virtuales.

meneamedigg itdeliciousenviar por emailimprimir

Comentarios 0