¿Usuario de elEconomista?
Empleo y prácticas

Cómo triunfar en una entrevista de trabajo

Agencias | 13/10/2011 - 12:54
elearning.jpg

La tendencia en los procesos de selección se basa en identificar no sólo qué sabe hacer el candidato hoy, sino qué podrá aportar a la organización a medio y largo plazo

Mostrar seguridad y aplomo, buena disposición y capacidad para resolver los problemas, tener la formación y los conocimientos requeridos, ser polivalente, puntual y estar bien informado sobre la compañía y sobre quién hará la entrevista? son algunos de los factores que le ayudarán a superar con éxito una entrevista de trabajo. Sus posibilidades aumentarán exponencialmente si, además, tiene experiencia, domina varios idiomas, sabe coordinar equipos y está dispuesto a vivir en el extranjero.

Según Esther Farreny, directora de RRHH de Hays, la consultora líder mundial en selección de personal especializado, "el proceso de selección de profesionales tiene muy poco que ver con el pasado. Las empresas son muy pragmáticas y buscan profesionales que aporten valor desde el primer día. No basta con tener la formación y los conocimientos requeridos, se valora, sobre todo, la experiencia y, con ella, la capacidad de resolver problemas y ser productivo, la capacidad de adaptarse al cambio, la disposición a aceptar nuevos retos, a vivir en otros países, y, por supuesto, el dominio de otros idiomas".

Según Hays, hoy prima, sobre todo, la experiencia y la versatilidad, que no debe ser incompatible con la especialización, cada vez más demandada. "La crisis ha reducido la demanda de profesionales y, cuando se buscan, sólo interesan los mejores. Y los mejores hoy no son necesariamente los que ofrecen la mejor formación en su currículo, sino los que son capaces de demostrar la mejor experiencia y habilidades", explica Farreny.

La directora de RRHH de la consultora señala un cambio de valores "antes entrabas en una empresa y los primero que hacías era recibir una formación ad hoc. Hoy se buscan profesionales ya formados. Se les pide, además, la capacidad de asumir diferentes papeles y responsabilidades en el transcurso de su trayectoria profesional". Uno de los valores en alza es la capacidad de adaptarse a los cambios que obliga el mercado "hay que aprender rápido". También se buscan profesionales con inquietudes, curiosos, innovadores.

En el nuevo paradigma laboral, también han cambiado los valores de los profesionales. Nadie piensa en hacer toda la carrera en la misma empresa, y cada dos o tres años se produce la necesidad de cambiar de trabajo, de tener nuevas experiencias. Las empresas lo saben y aceptan las nuevas reglas, por eso, cuando contratan a un profesional, este debe ser capaz de dar todo lo que tiene mientras dure su relación con la empresa, algo que es muy difícil sin no se tiene la suficiente experiencia.

Un escenario laboral que genera impotencia en los jóvenes profesionales sin experiencia, que ven una y otra vez cómo quedan fuera del proceso de selección. "Es prioritario tener experiencia y para conseguirla el mejor camino son las prácticas. Hay que entrar en el mercado cuanto antes sino el mercado nos rechazará", asegura Esther Farreny.

Preparar la entrevista

Según HAYS son muchos los candidatos que se presentan a una entrevista de trabajo sin haberla preparado bien. "La entrevista- explica Farreny- es un trámite esencial y hay que prepararla. Hay que conocer el perfil de quien le va a entrevistar, la filosofía e historia de la compañía. Resulta clave conocer a fondo la descripción y funciones del puesto al que se opta. Además, el candidato ha de potenciar sus puntos fuertes, destacándolos sobre sus debilidades, añadiendo ejemplos si fuese necesario para ilustrar al interlocutor cómo salir de situaciones críticas". El candidato ha de mostrar interés, y para ello, la mejor fórmula es preguntar al final de la entrevista datos concretos del puesto y de la organización que alguien externo no tiene por qué conocer.

Cuidar la imagen, la comunicación no verbal, la puntualidad, no mentir en el CV y contestar de forma clara son requisitos que se presuponen, pero que nunca hay que olvidar porque no sólo la versión de nosotros mismos se halla sobre el papel.

meneamedigg itdeliciousenviar por emailimprimir

Comentarios 1

1
21-10-2011 / 13:28
Puntuación 0

Estoy harta de las entrevistas.

Te entrevistan para actualizar tu curriculum con la excusa de mejorarlo para encontrar trabajo, te entrevistan para ofrecerte un puesto de trabajo, muchas veces precario y luego simplemente ni te contestan, te entrevistan para hacer cursos con la promesa de ofrecerte nuevas salidas profesionales y también te rechazan y en cada entrevista te dejas un trozo de esperanza.

Esperanza de poder aportar algo nuevo en tu curriculum pero ves que de nada sirve.

Esperanza de que el entrevistador de ese puesto de trabajo, que tanto te interesa y para el que incluso te has comprado un modelito nuevo, se interese por tu cualificación y experiencia y lo primero que te pregunta es ¿cuántos hijos tienes? y después, ¿Qué edad tienen? datos que por supuesto no estaban en tu curriculum, junto a tu formación académica y tus 20 años de experiencia profesional y que por lo visto son tan importantes para poder desarrollar un trabajo impecable.

Esperanza de que el entrevistador de los curso, tenga en cuenta tu interés por hacer ese curso que llevas esperando tres años, tu titulación que está directamente relacionada con las características del cuso, que tanto te ayudaría para encontrar el deseado empleo, tus ganas de hacer cosas y aprender... pero lo único que le importa es que tú ya conoces uno de los varios temas que se van a tratar en el curso y te vas a aburrir un horror. !Pero qué majo! no quiere que me aburra durante una de las ocho semanas que dura el curso.

En fin... perdonadme por este arranque de rabia pero ya no me podía contener más, tenía que soltarlo.