¿Usuario de elEconomista?
Investigación

Brasil será el país revelación en los próximos Juegos Olímpicos, según un estudio de la UC3M

elEconomista.es | 25/07/2012 - 13:10
olimpiadas.jpg
Javier Olivares

Un estudio predictivo de economía del deporte en el que participan profesores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) indica que Brasil y Gran Bretaña serán los países que más crecerán en el número de medallas obtenidas en los Juegos Olímpicos. Los grandes perdedores, en este sentido, serán Australia y Rusia. España mantendrá el nivel.

El gran ganador de estos Juegos será Brasil, según este estudio econométrico, que señala que conquistará 29 medallas, en comparación con las 15 que obtuvo hace cuatro años. El otro ganador será Gran Bretaña, que predicen que se llevará 56 metales, 9 más que en los Juegos Olímpicos de Pekín. "En el primer caso se debe principalmente al crecimiento económico, mientras que Gran Bretaña se aprovechará del hecho de ser el próximo organizador, que siempre es un estímulo importante", comentan los científicos del Sportometrics, un grupo de investigación liderado por el profesor David Forrest, de la Universidad de Salford (Inglaterra) y compuesto por  los profesores de la UC3M, Juan de Dios Tena y Ramón J. Flores, e integrado también por Ismael Sanz, de la Universidad Rey Juan Carlos, y Jaime Álvarez, de la Universidad Complutense de Madrid.

Los grandes perdedores, por el contrario, serán Australia y Rusia, aunque esté último país probablemente seguirá en el podio tan solo por detrás de Estados Unidos y China. Los países  tradicionales de la vieja Europa - Italia, Alemania y Francia - experimentarán caídas moderadas en el número de medallas, mientras que España se mantendrá en cifras similares a las obtenidas en la anterior cita olímpica (19 medallas previstas). Para realizar esta prospectiva los investigadores utilizan técnicas econométricas explicando el número de medallas esperado como una función de diferentes variables económicas y  sociales. De esta forma, las regularidades estadísticas encontradas en el pasado se usan para proyectar predicciones futuras.

Las cinco principales variables que se tienen en cuenta en el marco de este estudio son el PIB de cada país (1), el número de medallas obtenidas en olimpiadas pasadas (2), si se trata del país organizador o el próximo que lo hará (3), si es un país con una tradición de economía  planificada (4) y el gasto público en deporte (5).  "Esta última variable es la que da un carácter diferencial a nuestro trabajo comparado con otros  grupos de predicción ya que nos permite no solo mejorar nuestras  predicciones, sino también estimar el coste adicional que supone para un país una medalla adicional", explica el profesor Juan de Dios Tena, del Departamento de Estadística de la UC3M.

Estudios anteriores

En este sentido, este mismo grupo de investigación ya realizó un estudio anterior que determinaba que cada medalla de oro olímpico cuesta unos 40 millones de euros a un gobierno. Para llegar a este resultado, realizaron el cálculo del precio con un modelo que mide el número de medallas en función del gasto gubernamental en deporte y del tamaño del país, entre otras variables.

Hace cuatro años, estos investigadores también realizaron una estimación sobre el número de medallas que cada país iba a obtener en los Juegos de Pekín y cuyos datos recogió BBC radio, por ejemplo. "En aquel momento fuimos el único grupo que mencionamos en nuestras  predicciones dos tendencias claves", comentan los investigadores. Por un lado, el fuerte incremento de  medallas que obtendría Gran Bretaña, ya que observamos que el próximo  organizador de unas olimpiadas empieza a incrementar el número de  medallas en las olimpiadas anteriores, esto mismo es lo que ahora le  sucederá a Brasil. Por otro, también predijimos una importante caída de  las medallas de Rusia, que continuará también en 2012.

Generalmente, se contempla la consecución de una medalla olímpica como un éxito absoluto sin tener en cuenta que existen unos costes  económicos asociados a esas medallas obtenidas, según los investigadores. De esta manera, sus estudios demuestran  que detrás de una medalla generalmente existe una gran cantidad de inversión pública con un coste de oportunidad asociado. "No es casualidad que tradicionalmente países comunistas hayan obtenido un  número de medallas significativamente mayor que países democráticos con un menor grado de coacción del estado sobre sus ciudadanos", ejemplifican.

meneamedigg itdeliciousenviar por emailimprimir

Comentarios 0