Campus

Consejo Escolar de Cantabria propone iniciar curso cuanto antes en septiembre y concluir lo más tarde posible en junio

11/05/2017 - 12:58 |0 Comentarios

Para poder "ajustar mejor" los periodos de descanso entre evaluaciones

El Consejo Escolar de Cantabria recomienda en su informe sobre el nuevo modelo de calendario, iniciar el curso "lo más pronto" posible en septiembre, prolongarlo todo lo posible en junio, y que los exámenes extraordinarios se desarrollen antes de las vacaciones de verano, como ya se hizo en Cantabria entre 2005 y 2011.

El Consejo Escolar entiende que esta fórmula de aprovechar en su totalidad junio y septiembre como periodo lectivo, permitiría "ajustar mejor" los periodos de descanso del nuevo calendario escolar, y hacer "más coherente" su aplicación con el sentido del nuevo modelo.

Además, las vacaciones estivales se ajustarían a julio y agosto, reduciendo así los inconvenientes del llamado "largo verano", que "a quien más perjudica" es a las familias en desventaja socioeconómica y cultural.

Así lo han explicado este miércoles en rueda de prensa el presidente del Consejo Escolar de Cantabria, Jesús Gutiérrez Barriuso, y el presidente de la comisión que ha elaborado el informe sobre el nuevo calendario escolar implantado en el presente curso 2016-2017, dividido en cinco periodos bimensuales con sus correspondientes evaluaciones y periodos de descanso.

El informe, de 22 páginas y que se ha entregado este mismo miércoles a la administración educativa, ha sido aprobado este martes por unanimidad de los 15 miembros de la comisión permanente del consejo, después de un proceso que Gutiérrez Barriuso ha calificado de "participativo, respetuoso, democrático, prolongado y profundo".

El presidente del Consejo Escolar ha defendido a título personal el nuevo modelo de calendario, que en su opinión es "bueno" porque "beneficia a la calidad del aprendizaje".

El presidente de la comisión que lo ha elaborado ha destacado a su vez el "rigor, amplitud y profundidad" del estudio y el proceso democrático" que se ha seguido. La comisión ha estado formada por representantes de la administración educativa, las federaciones de padres FAPA y CONCAPA, la patronal de la concertada Educación y Gestión, el sindicato de la concertada FSIE, FETE-UGT, CCOO, ANPE y STEC.

Para su elaboración se han llevado a cabo "audiencias" con directores de centros, docentes, estudiantes, representantes de las familias, personal de administración y servicios (PAS) y alcaldes o en su caso concejales.

CONCILIACIÓN

Entre las propuestas de mejora, el estudio destaca la necesidad de "mejorar y hacer pública lo antes posible" la oferta de actividades para las familias en los periodos de descanso, así como de "incentivar y facilitar" la implicación de los ayuntamientos.

En todo caso, señala que la mejora de la conciliación "debe ser abordada de forma global e integral" por parte del conjunto de los partidos políticos y el Gobierno regional porque es "un problema de enorme relevancia" y "preocupación" para el conjunto de la ciudadanía.

También insta a dar pasos hacia una mejor atención de las familias con menos recursos y hacer un "esfuerzo de coordinación" entre la administración educativa, los ayuntamientos, las AMPAs y los Servicios Sociales para mantener abiertos determinados centros, con comedor y transporte, en las zonas donde sea necesario.

ALUMNOS

El Consejo Escolar entiende que la administración educativa debe "enfatizar" el sentido de los nuevos periodos de descanso, que por lo general "generan un mayor sosiego" en los alumnos, y articular medidas para "evitar la sobrecarga" de exámenes antes y después de las vacaciones y de tareas para realizar durante éstas.

Javier Argos ha explicado que el aumento "a veces desmesurado" de exámanes y tareas ha provocado "desasosiego" en los alumnos y la "sensación" de que en los periodos no lectivos tienen que "trabajar con la misma intensidad que si estuvieran en la escuela", lo que ha condicionado la calidad del descanso.

El Consejo Escolar también insta a la administración educativa a abordar un análisis y seguimiento de los niveles de conflictividad, contrastando los existentes antes y después de la implantación del nuevo calendario.

CENTROS Y DOCENTES

De cara a los centros, el informe señala que el nuevo calendario ha podido producir "dificultades para acompasar" las materias con los nuevos periodos lectivos, por lo que insta a potenciar medidas organizativas que permitan reorganizar los contenidos del curriculum.

El Consejo Escolar también insta a los docentes a reflexionar sobre el sentido que debe tener la evaluación continua, a la vez que defiende la autonomía organizativa de los centros, hasta el punto de determinar el número de evaluaciones.

Por otro lado, el estudio llama a la administración educativa a estudiar posibles cambios en el calendario en segundo de Bachillerato, donde se produce "cierta presión temporal" en el tramo final del curso por la proximidad de la prueba de acceso a la universidad; así como en FP, donde la incorporación a las prácticas en empresas una semana después del tercer periodo de descanso "plantea algunos problemas de descoordinación temporal".

meneamedigg itdeliciousTwitterFacebook

Comentarios 0