Campus

La ciencia que todo lector debe abordar

Ecoaula.es | 19/06/2013 - 18:21 |1 Comentarios
Sanchez_Ron_2.jpg

"Si la función de un canon es ser leales con los que vendrán después de nosotros, las bibliotecas de los lectores deben conservar libros de ciencia, un producto netamente humano".

Llegó el día de la ciencia al congreso La Biblioteca de Occidente en contexto hispánico, que debate sobre el futuro del libro tradicional en la nueva civilización electrónica, y José Manuel Sánchez Ron, físico y miembro de la Real Academia, apremió a incluir en toda biblioteca básica volúmenes científicos accesibles y esenciales del acervo cultural universal.

"Nos han enseñado desde pequeños a reconocer obras como Don Quijote y La divina comedia, pero casi no nos referimos a los libros científicos", alertó.

Aun reconociendo que no le gusta especialmente leer libros en pantallas, Sánchez Ron considera "una bendición" acceder a tantos contenidos desde soportes digitales sentado en su despacho. En el congreso organizado por UNIR (Universidad Internacional de La Rioja), el Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC y Cilengua, el físico madrileño enumeró y argumentó la inclusión de los siguientes libros de literatura científica en el canon occidental:

Timeo (360 a.C.), de Platón. En esta cosmología, el pensador griego ofrece su visión del mundo y defiende el círculo como la más perfecta figura.

Los elementos (300 a.C.), de Euclides. Uno de los grandes momentos de la civilización, la obra matemática por excelencia. Más de dos milenios después no ha perdido precisión.

De las revoluciones de las órbitas celestes (1543), de Nicolás Copérnico. Es tan revolucionario que incluso enquistó en nuestro idioma la expresión de "giro copernicano".

La fábrica del cuerpo humano (1543), de Andrés Vesalio. Inspiró la promulgación de teorías distintas en anatomía y comprobó los errores de las enseñanzas de Galeano.

Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo: ptolemaico y copernicano (1632), de Galileo Galilei. Obra escrita en lengua vernácula, concretamente en italiano, relevante por defender el heliocentrismo frente al imperante geocentrismo. Sagredo, Salviati y Simplicio, sus personajes, deberían formar parte de la cultura universal a la altura de Don Quijote y Sancho Panza o Romeo y Julieta.

Discurso del método (1637), de René Descartes. No sólo es una referencia filosófica sino también científica al inspirar un instrumento de geometría analítica: las coordenadas cartesianas.

Los principios matemáticos de la filosofía natural (1687), de Isaac Newton. Aquí uno de los científicos más admirados desarrolla las tres leyes del movimiento y la gravitación universal. La primera síntesis de la física. También es relevante de este genio Óptica (1704).

La Encyclopédie (La Enciclopedia) (1751-1772), de Denis Diderot y Jean D´Alembert. Un compendio imprescindible del saber con espléndidos grabados.

La revolución química (1789), de Antoine Lavoisier. La obra fundamental de la química junto a Método de la nueva nomenclatura química (1788), escrita junto a Claude Louis Berthollet, entre otros.

Principios de Geología (1830-1833), de Charles Lyell. Escrita en tres volúmenes.

El origen de las especies (1859) y El origen del hombre (1871), de Charles Darwin. Dos de las obras fundamentales de la literatura mundial y de las que más artículos y referencias han generado. Todo el mundo debería leerlas. Supuso el desalojo del hombre del centro de la creación de la vida.

Introducción al estudio de la medicina experimental (1865), de Claude Bernard. Un monumento a la medicina científica.

Materia y movimiento (1876), de James Clerk Maxwell. El autor es una de las figuras esenciales de la física junto a Newton y Einstein. Los principios básicos de la mecánica están aquí.

En el siglo XX, Sánchez Ron destaca la eclosión de los artículos científicos, lo que hace más ardua la selección. Sin embargo, hay multitud de referencias bibliográficas que tienen un enfoque cercano al ensayo.

Destaca: El origen de los continentes y los océanos, de Alfred Wegener; Diálogos sobre la física atómica, de Werner Heisenberg; La doble hélice, de James Watson; Cosmos, de Carl Sagan;La falsa medida del hombre, de Stephen Jay Gould; Breve historia del tiempo, de Stephen Hawkins; Sobre naturaleza humana, de Edward O. Wilson; Recuerdos de mi vida, e Histología del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados, de Santiago Ramón y Cajal; La teoría de la relatividad, de Albert Einstein? Y un libro que abre caminos: Primavera silenciosa, de Rachel Carson, una "crítica feroz y conmovedora de cómo emponzoñamos el planeta" y representa el origen del movimiento conservacionista mundial.

No obstante, utilizando la terminología deportiva, José Manuel Sánchez Ron daría, en el podio de la historia, la medalla de oro a Isaac Newton, la de plata a Albert Einstein y la de bronce a Charles Darwin.

meneamedigg itdeliciousTwitterFacebook

Comentarios 1

1
20-06-2013 / 11:01
PLAYtheGURU
Puntuación 0

@playtheguru // Demuestra gratis lo que sabes de las paradojas de la Ciencia y te premiamos :) http://goo.gl/wuR8g